clinica dental guadalete enfermedades tabaco

¿Es el tabaco la causa de mi enfermedad?

 

El tabaco es uno de los principales enemigos de la salud dado sus componentes tóxicos. A continuación, mostraremos las enfermedades bucodentales más frecuentes derivadas del consumo de tabaco.

Enfermedades bucodentales por el consumo de tabaco

  • Tabaco y halitosis o mal aliento.

 

El consumo de tabaco produce la sequedad en la boca, principal causante del mal aliento o halitosis, debido a la reducción de flujo salival causado por el alquitrán y la nicotina.

 

 

  • Tabaco y enfermedad periodontal o de encías.

 

El tabaco es el principal enemigo de las encías, ya que su consumo afecta directamente al hueso y sujeción del diente, causando por lo general  gingivitis, la inflamación y sangrado de encías.

 

 

  • Caída de los dientes.

 

La aparición de un sarro endurecido en el diente causa un ataque directo al tejido que se encarga de la  sujeción de éste, las raíces, ya que la disminución tanto de riego sanguíneo como de oxígeno de las encías disminuye los mecanismo de defensa frente a las bacterias, produciendo la caída del diente. Para evitarlo serán profesionales los que deban eliminarlo mediante una limpieza bucodental.

 

 

  • Aparición de caries.

 

El exceso de sarro causado por el consumo de tabaco no solo ataca a la raíz del diente, sino al mismo diente causando caries en este, ya que se trata de una acumulación bacteriana que perjudica al esmalte y vida de la pieza dental.

 

 

  • Cáncer oral.

 

El consumo de tabaco produce multitud de tipos de cáncer, incluyendo el bucal, siendo lo más habitual en el piso de boca,  la lengua, el labio y las glándulas salivales. Todos los productos del tabaco contienen productos tóxicos, cancerígenos y nicotina. El tabaco es responsable de un 50 % de cáncer en cavidad oral, un 70% de cáncer en laringe y un 50% de cáncer en esófago.

 

Para reducir el riesgo de problemas de salud bucal derivado del consumo de tabaco se deben cepillar los dientes dos veces al día, después del desayuno y antes de acostarse, y use hilo dental una vez al día. 

Además, programe citas regulares con su dentista, para limpiezas y chequeos dentales profesionales. 

Si es posible, deje de fumar o al menos reduzca su consumo. La investigación muestra que los fumadores que redujeron a menos de la mitad de un paquete al día solo tenían tres veces más riesgo de desarrollar enfermedad de las encías que los no fumadores.

Puedes pedir cita en nuestra clínica sin compromiso. Nuestros profesionales le atenderán encantados.  Ponte en contacto con nosotros llamando al  956 85 54 55 . O escribiendo a info@clinicadentalguadalete.com.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.